7 características de las millenials en el amor

Según Gigi Engle las mujeres de su generación, la generación Millenial, generalmente son diferentesporque tienen otros intereses. Las millenials (nacidas entre 1980 y el 2000) están interesadas en su desarrollo profesional por encima de todas las cosas. Les importan la consecución de metas y la independencia y no son necesitadas emocionalmente. Por esos pueden resultar un desafío para los hombres.
Aquí 7 características de las millenials que según la autora también funcionan como consejos para los hombres interesados en tener relaciones sentimentales con ellas.
iStock_000053358560_Large
Hemos cambiado nuestros libros de recetas por iPhones llenos de contactos y de redes sociales y hemos cambiado ser madres a temprana edad por tener nuestra propia empresa o trabajar y crecer en una de ellas. Queremos más de la vida que lo que se nos ha asignado previamente. De hecho, lo queremos todo. Controlamos nuestro destino, y esto nos hace ser un poco temibles pero a la vez también nos hace ser impresionantes. La mujer millenial no debe causar resentimientos, sino que necesita ser acogida y aceptada. Queremos tener compañeros, no patrones. Queremos lograr metas importantes, no vivir de las tuyas.
Puede que no seamos excesivamente románticas y que escribamos notas de amor o que no seamos la típica mujer que es constantemente estereotipada en los medios de comunicación, pero somos inmensamente valiosas. Somos una versión mejorada de los caracteres suaves y frágiles que normalmente y erróneamente nos son asignados.
Tampoco significa que no tengamos la capacidad de enamorarnos.
iStock_000047198412_Large
De hecho, las relaciones que podemos ofrecer son únicas. En una relación con una mujer así, el hombre se deberá intercambiar los típicos roles femeninos por una relación superior y muy atípica.
Aquí 7 características de las millenials cuando están en una relación amorosa

1. La forma en que expresamos nuestro afecto es poco ortodoxa

flirting2
Nos gustan los chicos, pero no siempre somos buenas en demostrarlo. Podemos decir cosas como: “Yo no te odio”, o “supongo que estás bien”. Y ese es nuestro mejor esfuerzo para decir algo agradable.
Las millenials nos sentimos un poco culpables por ser cariñosas, como si de alguna manera traicionáramos nuestros ideales. También tenemos miedo de que expresarnos plenamente nos podría poner en una posición potencialmente vulnerable.

2. El amor no estará antes que nuestra carrera

large-1
Esto puede parecer duro, pero cuando un hombre quiere salir con nosotras no debe sentirse intimidado sino hacer su propio trabajo y sentirse orgulloso de su chica trabajadora. Queremos que ellos también puedan alcanzar todas las metas que se han fijado, y queremos apoyarlos; pero también necesitamos ese apoyo de vuelta.
Para hacernos más accesibles los chicos tienen que demostrar interés genuino en nosotras y nuestro trabajo.

3. En los asuntos del corazón nadamos en aguas desconocidas

iStock_000045300508_Large
Vamos a tener dificultades para ceder ante nuestros corazones porque siempre estamos un poco aterrorizadas de lo que podríamos perder. Pensamos mucho en nuestras cosas, y no es que no queramos sentirnos felices; es que no queremos sentirnos susceptibles a lo que es la felicidad.
Si no hemos creado esa felicidad por nosotras mismas, por ejemplo, como una gran campaña publicitaria o un intrigante artículo, tememos la posibilidad de que nos lo quiten. Las mujeres millenialsindependientes preferimos tener un control directo de los sentimientos que nos causan la felicidad.

4. Los hombres van a tener que leer entre líneas

large-6
Nosotros fingimos ser indiferentes cuando queremos que los chicos tomen la iniciativa, ya que una vez más, no queremos sentirnos vulnerables. Ser directas, por ejemplo pidiéndole a un hombre que pase la noche con nosotras, sería abrirnos a una posibilidad de rechazo.
El rechazo no es una opción. A pesar de que tengamos una idea de lo que nos gustaría que un chico hiciera, buscamos la manera de que dependa de él y actuamos como si no nos importara la decisión.Soy consciente de que esto es un poco injusto para los caballeros, pero van a tener que encontrar la forma de entendernos.

5. Tendemos a centrarnos en los atributos físicos de los hombres

iStock_000053327974_Large
Nosotras no queremos exagerar y felicitar a los chicos por su amabilidad o profundo intelecto. El sexo y la buena apariencia fácilmente hacen un buen complemento.
Preferimos que los hombres tomen las riendas del asunto cuando se trate de estos temas. Decirles “guapo” es nuestra forma de ser cariñosas y lindas. Por lo menos nos damos cuenta de esas horas extras que se quedaron en el gimnasio.

6. Nuestros amores no tendrán una presencia notable en nuestras cuentas de redes sociales

iStock_000052314474_Large
Nos negaremos a cambiar nuestro estado de Facebook a la monótona y mediocre frase “en una relación”.
También probablemente no desearemos publicar fotos melosas con nuestros novios y tampoco etiquetaremos a nuestras parejas. Pero sí van a existir en las situaciones de la vida real entre las personas en quienes confiamos.

7. Somos sexualmente activas

large-2
Tenemos un gusto agresivo; lo que nos falta de disponibilidad emocional lo compensamos con apertura mental hacia el sexo. Las millenials tienen una relación saludable con su vida sexual y les encanta conectarse así con su pareja.
Share on Google Plus

About Sergio Montes

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario